#Hack404 es un método de clasificación de la personalidad, carácter y humor utilizado generalmente para el autoconocimiento y el desarrollo de marca personal. Te presentaré nueve hacks de valor. Se trata de una técnica milenaria e interpretada, desde el punto de vista del diseño y psicología, por múltiples generadores de contenido recientes.

Súper poder palabra audaz.

Primero que todo muchas gracias por llegar hasta aquí, sabemos que estás ansioso por definir tu visión y estilo de vida, conocemos lo que se siente y conocemos todas esas preguntas que habitan en tu mente, es por eso que decidimos crear este sitio de preguntas al inicio del viaje, el camino es largo y difícil, habrá varios momentos que pensarás en no responder algunas preguntas – y es normal – sólo quiero decirte que este viaje es para ti y para todas las personas que habitan en tu entorno cultural e identidad.

  • Aquí sólo encontrarás preguntas.
  • Espero de corazón que juegues en serio.
  • Si no estás presente es mejor que pases.
  • Este documento no está libre de ansiedad, angustía o soledad, de echo está diseñado justamente para ese preciso y fundamental *Momentum.

*Momentum: La cantidad de movimiento, momento lineal, ímpetu, momentum o simplemente momento, ​ es una magnitud física derivada de tipo vectorial que describe el movimiento de un cuerpo en cualquier teoría mecánica.

Tú entiendes la importancia de lo recién mencionado porque sientes todos los días las cascadas de estímulos con que el mundo empapa nuestros sentidos. Entiendes que tanta novedad, tanta opción, tanta oferta, termina por agobiarnos. Y dificulta distinguirnos.

Ya estás en Terapia de identidad.

No obviar lo obvio. Muchas veces, pasemos por alto lo obvio. Como, por ejemplo, la importancia de saludar. O de decir “por favor” y “gracias”.

Nosotros te damos las gracias por la confianza. Y te pedimos, por favor, que antes de seguir leyendo, armes o escojas una playlist con tus canciones favoritas para inspirarte. Tú sabes si tienen que tener letra o no, si son en inglés o español, si te ayudan a concentrarte o te distraen. Y sabes también si entiendes mejor las cosas cuando estás concentrado o cuando estás distraído, si necesitas acertar una y otra vez para sentirte seguro, o si tienes que equivocarte hasta que cometas el error correcto.

Cristóbal Saldaño, Hacker Cultural

(Advertencia: Respeta los espacios que hay entre cada párrafo, lee con detención y has todas las pausas que necesites. Este libro no sirve de mucho si se lee de golpe de principio a fin, sin reflexionar o escribir en los momentos en que se solicita.)

Bienvenido a Hackéate Vol. 1: Identidad.

La Vida de las Palabras y la Vida del Superhéroe

  • Actualiza tu sistema operativo mental
  • Resetea tus creencias sobre ti
  • Aumenta tu capacidad y súper poderes.

Si a una persona de hace 100 años le contaran todo lo que el ser humano promedio puede hacer hoy en día, pensaría que todos somos superhéroes. Comunicarse a distancias kilométricas desde cualquier lugar del mundo como si se estuviera en frente del interlocutor; recorrer distancias igual de largas en unas pocas horas o minutos; tener todo el conocimiento del mundo en el bolsillo… Habilidades que los pioneros del cómic le atribuyeron a Superman y Los 4 Fantásticos hoy las tenemos casi todos, gracias al desarrollo masificado de la tecnología.

Y si ya partimos con todos esos súper poderes que, actualmente, nos igualan con muchos, quizás con la mayoría, ¿no tendremos otros que nos distingan?

¿Qué conceptos de la vida son esenciales para ti? Piensa en conceptos que te identifiquen a ti y a tus seres queridos, ya sea porque representan algo que amas, o que desprecias y quieres superar. Da lo mismo lo que se te venga a la mente, solo piensa en ideas que puedas hacer palabras. Puede ser “transparencia”, “lealtad”, “sacar la vuelta”, “instinto”, “mejor amigo”, “hijo”, “jugamos como nunca y perdimos como siempre”, “maestro”, etc.

A mí me identifica –porque me carga y trato siempre de superarlo- el concepto “El espíritu de las escaleras”. Imagina que estás en un departamento discutiendo con alguien. En un momento te das cuenta de que no tienes más argumentos. Y te vas. Y estás a medio camino de la salida del edificio, bajando las escaleras, cuando te viene a la mente la frase con que pudiste dar vuelta la conversación a tu favor. Pero ya es muy tarde. A muchos nos ha pasado; nos invade angustiosamente el espíritu de las escaleras

Conocer mis propias habilidades no es suficiente. Tengo que saber expresarlas. Y a tiempo. Y eso sólo ocurrirá si sé identificarlas en todo su potencial, al mismo tiempo que las describo. Entonces dejarán de ser simples “habilidades” (“¡qué habiloso el niño!”, decían las abuelas) y pasarán a ser Súper Poderes. Los Súper Poderes que te distingan.

Parte por preguntarte: ¿Mis habilidades podrán constituir un Súper Poder que otros identifican? ¿Para qué dicen otros que soy muy, muy bueno? ¿En qué experiencia tengo más de 10.000 horas de vuelo?

Luego piensa en cuáles son tus creencias desde niño que con convicción has sostenido en el tiempo. Piensa en qué crees sobre tus habilidades, qué cosas has creído siempre sobre ti mismo. Tómate un tiempo y en una página describe esas características que te hacen único, raro y diferente al resto. Puede ser lo que sea. Un ejemplo: la habilidad de con solo ver

un cuadro de cualquier película, identificar de qué película se trata…

Llega el momento, en base a lo que escribiste, de preguntarse: ¿Hay algo de lo que creo sobre mí que pueda ser un Súper Poder? ¿Serán muchos o pocos los que tienen este Súper Poder? ¿En qué se basa esta habilidad distintiva de mi persona? ¿Y cuál será su origen?

Todas esas preguntas unidas motivan la necesidad de hackearse.

II: Hackearse

Aunque se le atribuyen diversos significados, la RAE ya incluye “hackear” en su diccionario y le reconoce su sentido más primitivo: “Acceder sin autorización a computadoras, redes o sistemas informáticos, o a sus datos”.

O sea, lo que hay que hacer para hackearse (o auto-hackearse) es acceder sin respeto, como quien entra sin permiso, a todos esos ámbitos de nosotros mismos que a veces no notamos, y también a esos que notamos y quizás nos avergüenzan. Adentrarnos en nuestra cultura íntima, y al mismo tiempo en la contextual, ya que de su combinación se nutre la percepción de mi propia persona.

Para desarrollar ese hackeo hay que auto-observarse con toda gratitud y amabilidad, eliminando los juicios, críticas y expectativas sobre uno.

En esa actitud, responde con honestidad y objetividad, indicando qué tan identificado te sientes con una persona…

-que vive el poder de la sonrisa.
-que se siente bien estando solo consigo misma.
-amante de las personas y del universo.
-buena para hacer comentarios graciosos.
-que se alimenta bien y hace ejercicio.
-conectada con su niño interior.
-respetuosa de su palabra y sus compromisos.
-con una buena red de contactos.
-que vive sin prejuicios.
-que sabe priorizar.
-con una inteligencia emocional desarrollada.
-capaz de combinar pasión y disciplina.
-creativa.
-que tiene “acabativa” (capacidad de llevar a término las iniciativas).

Dos cosas se deben decir sobre la lista en la que acabas de identificar algunas de tus cualidades. La primera es que, por supuesto, la lista es mucho más larga. Y tú debes completarla.

La segunda es que todas las frases recién listadas representan un Súper Poder en potencia. Aunque muchas sean clichés con

los que la mayoría quieren identificarse (pero en realidad no los cultivan en sus vidas), quienes realmente pueden destacar varias de ellas en su diario vivir tienen posibilidades extraordinarias.

Alcanzamos un momento clave en este libro. Momento en el que los más escépticos pueden huir, refugiándose en un chiste fácil tipo “¿este tipo me está diciendo que puedo ser ‘Súper Sonrisa’ o ‘Niñointerior-Man’? ¡Qué tontera!”. Y la verdad es que, aunque estoy aludiendo a algo muy profundo, en cierta forma sí, sí te estoy diciendo que te conviertas en Súper Sonrisa y Niñointerior-Man…

Veámoslo de otra forma. Como ya se mencionó, hay muchos súper poderes de dominio común en la actualidad. Pero, mientras todos sabemos usar un teléfono, pocos saben repararlo.

Lo mismo ocurre con las actitudes y los hábitos culturales. Todos sabemos hablar, sonreír, pensar, correr, contar e intuir. Pero, ¿cuántos son especialistas?

Similar Posts

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.